Pasar al contenido principal
mediacion_salamanca_ana_pascual_collado

Mediación cómo solución de conflictos en Salmanca

A través del trato diario con clientes en nuestro despacho de abogados en Salamanca, nos hemos dado cuenta que los pequeños y medianos empresarios están teniendo problemas importantes derivados de la situación actual.

 

Llegan hasta nosotros buscando recuperar liquidez,  necesitan ganar dinero para poder desarrollar su trabajo con la mayor normalidad y solucionar los problemas que han surgido derivados de la situación Covid-19, relacionados con la actividad comercial: conflictos con proveedores, clientes, entre empleados o empleado-jefe (despidos u otros). En muchos casos la idea, es realizar las reclamaciones oportunas, por la vía de acudir al Juzgado, con tu abogado, procurador, puede que peritos, notarios y otros profesionales. Todo esto constituye un cúmulo de gastos y costes tanto económico, como también de dilación en el tiempo, especialmente ahora que los juzgados han estado también paralizados y se han acumulado los pleitos.

 

En nuestro despacho intentamos agotar la vía de la mediación en una explicación muy cercana y coloquial lo que favorece y permite en definitiva es reducir esos costes económicos, que se solucione mucho antes el problema por lo que nos quitamos de encima antes el problema, con la tensión, agobios y preocupaciones que suele conllevar. En definitiva, todo son ventajas económicas, psicológicas y también comerciales porque otro beneficio es que normalmente las relaciones comerciales-profesionales se mantienen, se aprende y el conflicto ha sido una oportunidad de mejora y crecimiento.

 

 

Por no hablar de que quien mejor conoce su empresa, sus necesidades es el propio autónomo o empresario y por tanto, sabe mejor que nadie cuál sería su solución ideal. Pues a través de la mediación, eso es lo que se tiene en cuenta y con lo que se trabaja, es decir, van a ser las partes implicadas las que al final alcanzarán un acuerdo y solución a su situación o conflicto, con la ayuda, intervención y dirección del mediador.

 

Al final todas las partes saldrán ganando y se sentirán más satisfechas y con mayor voluntad de cumplir el acuerdo alcanzado que cuando un juez determina la sentencia y resultado, en este supuesto generalmente una parte gana y otra pierde, la relación comercial se pierde y hay que volver empezar de nuevo a buscar un nuevo cliente o proveedor, por ej., cuando ya teníamos mucho avanzado. Se gana respeto, consideración y se aprende a operar mejor profesionalmente.

mediacion_salamanca_ana_pascual_collado

Sinceramente, considero que al final todos somos humanos y da igual en que puesto estemos, pero lo que en definitiva todos deseamos es que nos vaya bien, hacer las cosas lo mejor posible y tener cierto sentimiento de satisfacción y realización, saber que con nuestro trabajo y actuar hacemos algo bueno por los demás, contribuimos a algo que sea en beneficio de otros. Eso nos motiva y estimula, por supuesto que necesitamos que se respete los pagos y cobros, y cumplimiento de demás obligaciones que contraemos, sin embargo desde esta nueva perspectiva todo es más ameno, agradable y la vida tiene otro color.

 

 

Tras 20 años de ejercicio profesional como abogada os puedo asegurar que por muchos conocimientos técnicos, estrategias que se usen, al final la vía judicial queda limitada, hay cuestiones humanas que no puede abordar y en todo conflicto siempre hay emociones y sentimientos que impiden una solución razonable, que sin embargo si son bien gestionados, facilitan enormemente el camino hacia la negociación y acuerdo.

Ahí es donde un buen mediador intervine, descongestionando o desbloqueando esa situación.

 

 

Os deseo muy buen día y os invito a conocer este instrumento de solución de conflictos, a usarlo y experimentar los estupendos beneficios que reporta.